Dejar de fumar con medicina natural

Medicina natural dejar de fumar

La medicina natural constituye una ayuda eficaz en el duro proceso de dejar de fumar. En este aspecto, la medicina natural se centra en evitar los efectos negativos causados por la abstinencia repentina del tabaco en el organismo, como ansiedad, insomnio o estados de ánimo deprimidos, que pueden llevar a muchas personas a desistir de su sano propósito de dejar de fumar.

Dejar de fumar un cambio saludable

Dejar de fumar no debería ser un proceso traumático, sino un cambio saludable en nuestra forma de vida que pese a requerir mucha fuerza de voluntad, puede llevarse a cabo eficazmente con la ayuda de la medicina alternativa. El primer paso del proceso es siempre el mismo: querer dejarlo. Aunque tengamos conocimiento de lo nocivo que resulta el tabaco, hasta que no tengamos la firme voluntad de dejar de fumar, no estaremos listos para afrontar el proceso. Quien busque dejar de fumar debe estar seguro de que realmente así lo desea y tras esto debe comenzar la labor de educar sus hábitos y su cuerpo.

Medicina alternativa

Para desintoxicarse y evitar la necesidad fisiológica de fumar, se deben eliminar las sustancias perjudiciales introducidas por el tabaco en nuestro organismo, como la nicotina. Para ello, se recomienda el consumo de alimentos y suplementos naturales ricos en vitaminas y con alto poder antioxidante, como cereales integrales, frutas y verduras de hojas verdes, aceite de oliva virgen extra o yogur. Estos alimentos antioxidantes ayudan a bloquear los radicales libres causantes del daño celular.

Tratamientos avanzados para dejar de fumar

  • Tratamiento biofísico: Consiste en eliminar del organismo los rastros fisiológicos del tabaco para eliminar la necesidad de fumar y la ansiedad que se genera en el proceso.

  • Acupuntura: Equilibra la energía del cuerpo, tanto física como mentalmente, a través de la liberación de endorfinas que ayudan a controlar la ansiedad.

  • Biorresonancia: Mediante resonancia electromagnética se estimulan los receptores de nicotina en el organismo, eliminando por completo la dependencia.

¿Cómo reducir la ansiedad de fumar?

  • Bebe abundante agua, al menos 1.5 litros diarios.

  • Depura tu organismo con zumos naturales e infusiones.

  • Sigue una dieta saludable y equilibrada.

  • Practica algún deporte o realiza actividad física moderada a diario.

Puntuar este post
¡Compartí este post!Email this to someoneShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest